Denunciaron a los jueces que liberaron a Cristóbal López

Cristóbal López saliendo de la cárcel de Ezeiza Foto David Fenandez

Los dos jueces de la Sala I de la Cámara Federal porteña, Jorge Ballestero y Eduardo Farah, fueron denunciados penalmente hoy por liberar a Cristóbal López y Fabián de Sousa.

Se trata del abogado Adrián Bastianes quien presentó la denuncia verbalmente ante la Oficina de Sorteos de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal. El sorteo determinó que la misma recayera en el juzgado 9, a cargo de Luis Rodríguez.

Bastianes dijo que cuando sea citado a ratificar la denuncia presentará ante el juez los fundamentos de la misma. Sin embargo, al calificar penalmente los hechos denunciados mencionó los delitos de cohecho (coimas), prevaricato (dictar resoluciones contrarias a la ley) y violación de los deberes de funcionario público.




El denunciante explicó que el fallo de Ballestero y Farah es contrario a lo que dictaminó la Cámara de Casación, un tribunal superior a la Cámara Federal.

La Cámara de Casación había dicho que el caso de López no debía ser tratado como una simple evasión tributaria sino que formaba parte de una defraudación al Estado que podía estar relacionada con los escándalos de corrupción que rodean a la ex administración kirchnerista. Fue al resolver un conflicto de competencia con el fuero Penal Tributario.




Sin embargo, el viernes pasado, los dos camaristas denunciados dijeron en su fallo que el caso debe ser tratado como como una “apropiación indebida de tributos”, excarcelable y castigada con una pena que va de los dos a los seis años de prisión, y no como una administración fraudulenta de la empresa Oil Combustibles, agravada por el perjuicio del Estado.

Cristóbal López se quedó con $8.000 millones (traducidos a dólares serían unos 1.000 millones aproximadamente) de impuestos internos que debía pagarle Oil a la AFIP, organismo que lo valuó en $17.000 millones con punitorios e intereses incluídos, dinero que usó el empresario kirchnerista para armar su grupo de medios que servían a la propaganda k y la contratación de los mercenarios que operaban para la difusión del régimen de la expresidente Cristina Kirchner.

Comentarios
Compartir